Conozca la estructura de entrenamiento de un triatleta

Conozca la estructura de entrenamiento de un triatleta

La mayor dificultad hoy en día, principalmente para las personas que viven en las grandes metrópolis, es la falta de tiempo. Por lo que digo que el triatleta es un sujeto determinado, pues no sólo tendrá un deporte por delante, sino tres.

A veces no tenemos tiempo de tener una sola comida en el día de la manera que debería ser realizada: tranquilamente, sentado a la mesa sin distracciones (un buen chat con un amigo o cónyuge no se clasifica como distracción).

Difícilmente dentro de la estructura de entrenamiento del triatleta usted entrenará las 3 modalidades juntas (natación, bicicleta y carrera). En gran parte del tiempo usted realizará apenas 1 modo. Pensando de esta manera si usted hace apenas 2 veces por semana cada una de las modalidades, estamos hablando de 6 entrenamientos semanales y eso porque no estamos contando la musculación, que es fundamental para el triatleta no se lastimar.

Podemos practicar el triatlón de forma “recreacional”, sin buscar títulos o convertirse en un profesional, pues además de una excelente actividad física, él acaba llevando al sujeto a un estilo de vida diferenciado, al menos bien regado.

Los que buscan un desarrollo mayor, la rutina semanal puede llegar hasta 15h de entrenamientos (pruebas más largas como el Ironman) en este caso el sujeto fue totalmente “seducido” por ese estilo de vida, pues sus amigos serán aquellos que pasarán hasta 5 horas pedaleando.

Entrenamiento de un triatleta

Segunda: carrera

(L1)/natación (L1)/natación (L2)

Martes: bicicleta (L1)/musculación

Cuarta: carrera (L2)/natación (L1)

Sábado: bicicleta larga (L1)/natación (l2)

(L1)

Domingo: Off

L1 – Entrenamiento con predominio en el umbral aeróbico. L2 – Entrenamiento con predominio en el umbral anaeróbico. Off –

La estructura es la más indicada porque estamos balanceando de forma saludable los estímulos de intensidad baja, moderada y fuerte.

Podemos percibir que el cronograma está compuesto de 2 modalidades diarias y éstas preferentemente que se realiza en períodos distintos (con excepción del sábado) a lo largo del día, por ejemplo, el lunes, tenemos carrera por la mañana y la natación en la tarde/noche.

Y vemos que en un el mismo día no usamos la misma intensidad de carga, para permitir una recuperación satisfactoria del organismo, para el mismo ejemplo (lunes) tenemos un entrenamiento de carrera que quedará cerca del umbral de lactato (L1) y el otro de natación a donde haré estímulos en el umbral anaeróbico pero por períodos cortos.

Los entrenamientos largos dejamos para el final de la semana, pues normalmente tenemos más tiempo libre (entrenamientos más extensos) y son los días que ocurren las competiciones, permitiendo así una adaptación a rutina de sueño y

Pero como todo en la vida, esto también es adaptable, si usted no puede nadar lunes, miércoles y viernes y sólo puede tener, jueves y viernes, podrá hacer estos cambios sin grandes que es una estructura para las personas como nosotros que trabajan de 10 a 12 horas al día, que ya tienen la recuperación perjudicada por el simple hecho de tener que a menudo dejar de ser que es lo que realmente hará la diferencia será, independientemente de la estructura que elija, mantener una constancia en los entrenamientos a lo largo de las semanas, cuanto menos entrenamientos se pierden más fuerte su peso el cuerpo y su mente quedarán.

Buenos entrenamientos: D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *