Entrenamiento de resistencia muscular localizada – Más información

Entrenamiento de resistencia muscular localizada – Más información

¿Qué sería un entrenamiento de resistencia muscular localizada? En un proceso de entrenamiento, pasamos por varios tipos de entrenamientos que poseen funciones diferentes para el cuerpo, muchas veces imperceptible en su rutina de entrenamiento, pero esencial para su desarrollo.

Hoy vamos a entrenar resistencia muscular localizada (RML). RML es el tiempo máximo que su músculo es capaz de hacer fuerza. Esta resistencia muscular puede variar: aeróbica, anaeróbica, estos se dividen en dinámico y estático.

En este post hablaré de la parte anaeróbica, es un trabajo dinámico con grupos musculares pequeños o medios contra una carga, variando del 50% al 70% de la fuerza máxima.

“Entrenamiento de resistencia muscular localizada consiste en simplemente trabajar la resistencia del músculo, el mismo tiene que ser capaz de aguantar tal carga por más tiempo.. Véase, sencilla

 ¿Quién debe hacer este tipo de entrenamiento? El entrenamiento de RML es importante porque su músculo tiene tres tipos de fibras una de ellas es responsable de la resistencia ( fibras del tipo 1), además de entrenarlas usted aumenta la resistencia de tendones y ligamentos, que ayudará en la prevención de lesiones tanto en entrenamientos más avanzados en el futuro como entrenamientos de fuerza y ​​potencia, además de diversas practicas de deportivas.

Este tipo de entrenamiento debe ser realizado por todos, unos más que otros tal vez. Debe ser hecho por principiantes, por atletas de deporte de larga duración con movimientos repetitivos (por ejemplo, por las personas más entrenadas como período preparatorio o, por ejemplo, adelgazamiento y definición muscular.

Como ¿Puedo hacer un entrenamiento de resistencia muscular localizada?

Para entrenar resistencia muscular localizada algunos requisitos deben ser respetados. La carga a ser vencida debe variar de 50 a 70% de la fuerza máxima, las repeticiones más voluminosas (de 15 para más movimientos), el tiempo de intervalo entre series más pequeñas (variando de 30seg a 2 minutos). El intervalo de un entrenamiento para otro puede ser de 24 horas como mínimo.

Hay varias formas de dar ese estímulo, se puede usar el peso del cuerpo para realizar movimientos, ejercicios simples y conocidos son: flexión de brazo y agachamiento, por ejemplo. En las academias se usa peso, mucho más fácil para controlar la carga.

Ese es un punto importante, usted tiene que saber si ese peso es ideal para usted. Digamos que usted comenzó a iniciar los entrenamientos e intenta hacer una flexión de brazo, claro que usted no va a realizar los 15 movimientos, pues no tiene fuerza ni resistencia muscular para eso. El entrenamiento de esta forma pierde su característica y su eficiencia, la mejor forma sería hacer ejercicio como supino donde se puede controlar el peso o una flexión adaptada para aguantar la realización de los movimientos, por ejemplo.

A pesar de que muchos encuentran ese entrenamiento aburrido, por el alto número de repeticiones, hay varias formas de dejarlo más desafiador y motivador.

Quien sigue periodizaciones (personas con entrenador/profesor particular o atletas) siempre va a tener ese entrenamiento en algún período.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *