Transformación – Cómo he adelgazado 40kg en 1 año

Transformación – Cómo he adelgazado 40kg en 1 año

Era un tipo que tenía una rutina como la de millones de brasileños; y en mi futuro, me gustaría compartir con ustedes.

Con el tiempo pasando, la rutina siempre atribulada, alimentación desregulada, no me di cuenta a donde yo estaba trazando mi destino y, casi sin darse cuenta, llegué a una condición que realmente me incomodó, 128,9 kg.

Siempre he estado dispuesto a actividades físicas, claro que nunca con intensidad y consistencia suficientes para traer beneficios, tal vez hasta el contrario. Yo estaba con innumerables limitaciones, dolores en la espalda y rodillas, siempre me lastimando, y mis 30 años llegando, varias otras preocupaciones tomaron cuenta de mi cabeza: salud, familia, hijos, ¿qué quiero para mí? ¿Dónde quiero llegar? En el medio del año 2014, más precisamente el 11 de agosto, di el primero y quizás más importante paso de esta caminata: hacer la matrícula en la academia junto a un gran amigo (Rud) que ya practicaba natación. Este amigo había intentado conseguir que empiece una academia, mi cuñado (Renato) Además, ambos sin éxito

De sedentario para activo – el inicio de la transformación

En medio de agosto de 2014, bajas temperaturas por la mañana, contrariando las estadísticas estaba debidamente matriculado e inicié los entrenamientos de natación. Y en el caso de que se trate de una persona que no sea de su familia, que no sea de su familia. “Estoy seguro de que no dura una semana”-“Mira el gordito”, pero también recuerdo claramente el apoyo de otros, que luego en el primer día ya tiraron tema, y ​​dijeron & # 8220, se enfoca en lo que usted quiere y arremeje “, no necesito ni responder a qué pensamiento he dirigido mi energía.

Siempre hay alguien para desmerecer o menospreciar, personas pobres de espíritu, que no tienen idea de la influencia que que no se puede ver en la cabeza, que no está allí para la guerra, pero yo estaba, y compré la pelea, no iba a dejar el campo de batalla antes de luchar con toda mi fuerza, y así lo hice.

Con el paso de las primeras semanas, el rendimiento empezando a mejorar, o simplemente mi psicológico que ya se había convencido de que aquella piscina tal vez no fuera tan grande, decidí ir un poco más además, sabía que necesitaba un déficit calórico para optimizar mis planes, entonces encajé en mi rutina un comienzo y un final diferente, empezando el día con la natación las 6 de la mañana, siguiendo al servicio y, después del servicio, regreso a mi casa y en el caso de que se trate de una de las más importantes de la historia de la humanidad,.como así huella dos? “Yo morir y no acabó la primera canción, ¿qué hago?

Calma… Breathe… Continúa. ¿No da de pie? Pedala sentado. “Mi enfoque inicial se quedó en realizar los entrenamientos de natación y spinning, todo eso aliado a una restricción alimentaria, proteínas, ensaladas verdes a voluntad, muy poca cantidad de carbohidratos y casi siempre integral. Entiende que la restricción alimentaria no tiene nada que ver con quedarse sin comer, he intentado no dejar que mi cuerpo siente hambre, así que necesité organizar mi día y cambiar algunos hábitos. Después del primer mes, la balanza ya me dio la mejor retroalimentación que podía tener, una inyección de ánimo, una muestra de lo que somos capaces de hacer, yo, y en el caso de que se trate de una persona que no sea de su agrado, que no sea de su agrado. Si, me quedé un poco neurótico, pero conversando con personas que tuvieron la misma experiencia, pude ver que esta locura que entramos es normal y tiende a disminuir conforme quedamos más la voluntad, pero ella también es buena porque te estimula a controlarse.> Leer los rótulos de los alimentos, por ejemplo, hoy leo todos.

Sólo que si pesar todo el día también exige calma, cuando te quedas estancado en un peso una semana y se pone molesto, pensando:

Los días “malos” fue esencial, pero lo que me hizo ir más lejos sin duda, fue la persistencia. Varios días yo no quería salir de la cama, quería ir a casa después del trabajo, pero luchaba contra esa pereza.

En el tercer mes cuando comencé a sentir los resultados reales de todo el esfuerzo que yo estaba desempeñando, una enfermedad: apendicitis. Dos días de sufrimiento, operación a la prisa, todos los médicos me aseguraron que no hubo ningún vínculo con mi cambio de rutina.

Seguí la dieta en casa, seguí las instrucciones médicas y, para mi alegría, después de los primeros en el regreso al médico, la liberación para volver a nadar, sin abusar, pero todo bien, a esta altura yo sólo quería volver. Una vez más la mente tiene que ser fuerte, más que el cuerpo, y poner miedos e inseguridades de lado, para que eso no obstaculice su objetivo real.

Nunca, a pesar de las dudas o miedos, pensé en desistir, y aún no pienso, pues el objetivo hoy sólo cambió. Para mi alegría, en el retorno las actividades la balanza mostró un peso igual al de cuando me alejé, la dieta en casa surtió efecto incluso sin entrenar, ahora voy con todo, despacio, pero con todo.

Montamos una dieta para buscar un equilibrio, y yo inseguro, con miedo de reducir la pérdida de peso no seguí. Hoy seguiría y tal vez estuviera con una mejor calidad muscular. En el caso de que se produzca un accidente de tránsito en el que se haya producido un accidente de tránsito en la ciudad de Buenos Aires, hacer… Esto es normal, todos pasamos, y de verdad la barrera psicológica que imponemos cuando nos encontramos en una situación como esa puede nos perturbar mucho, entonces lo mejor que hay que hacer es cerrar la cara y entrenar. Y así empecé a aprender, estudiar, leer sobre el asunto, perfeccionarme y motivarme.

En la musculación me encontré. En el sexto mes yo ya estaba pesando 96 kilos, e incluso después de perfeccionar la dieta y el entrenamiento, continué reduciendo y fui hasta los 90. Sí, YA.

Sentir el cuerpo más macizo, rígido, todo se vuelve estímulo, sin hablar de la disposición, que si antes era buena, ahora sintiera volar. A partir de ahí los cambios más visibles, los elogios de los amigos e inspirar a la gente, todo pasa a jugar hacia adelante.

Hoy puedo hablar que si quieres mucho, la verdad, crea, mentaliza tu objetivo, para que tu cuerpo todo trabaje a favor, es ley de la atracción, es molecular, llega a ser física.

Agradezco mucho a todos los que estuvieron conmigo durante esta trayectoria:

Equipo Hora del Entrenamiento – por estar dispuesta a sanar mis dudas, animarme y orientarse siempre con mayor claridad.

Saul Carpinelli – nutricionista deportivo, mi amigo personal. Gracias por su dedicación a mí, por todo lo que hizo y aún hace.

Academia A + Fitness – Siempre puertas abiertas para montar mis entrenamientos y recibirme para los exámenes.

Health Care Nutrition Center – Mi amigo Keith, siempre dispuesto a ayudar en la suplementación que necesito.

Academia Runner – Equipo acuático, especialmente a mis amigos y Fabio Felipe (Batman y Robin)

Mi esposa Bianca – siempre me apoyó y me animó.

A mis padres y hermana – que siempre estaban a mi lado incentivando y ayudando en ese nuevo trayecto.

Yuri Fernandes-counter esférica Gracias y buenas prácticas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *