Volviendo de las vacaciones

Volviendo de las vacaciones

En el momento en que volvemos de un simple fin de semana, nuestro cuerpo ya se siente más “perezoso” y sin ganas de volver a aquella vieja rutina. Dime honestamente, que le gusta el Lunes

No es de extrañar que nos sentimos tan. Es durante el fin de semana que conseguimos dormir nuestras 8 horas de sueño, comemos más (para algunos, más aún), ingerimos bebidas alcohólicas o un montón de refrescos. Lo creas o no, tengo un estudiante que es adicto a la coca, para darle una idea que le gusta más que el chocolate

En fin, al fin de semana llamamos el” relax mode “, que consigue sacar nuestro cerebro de la rutina que se acostumbró durante la semana. Por eso, el bendito lunes es tan sufrido, estamos fuera del funcionamiento adecuado y eficiente que el organismo ha logrado para usted realizar sus actividades diarias (espero que entre ellas, esté la actividad física) con el mejor desempeño posible. Bueno, si dos días ya causan un hermoso estrago, imaginen ustedes 2 semanas o 1 mes en que algunas personas entran en el “relax mode”. Sería el caso de perder el trabajo de 1 año entero… rs! En el caso de que se trate de una actividad física, se debe tener en cuenta que los resultados de la actividad física, las vacaciones o para aquellas que colocaron como una de las metas para el año nuevo, la práctica de alguna actividad física.

1) Cuidado con la intensidad: cuando salimos las vacaciones estábamos en el pico del entrenamiento (o deberíamos, no ?!), con el mejor acondicionamiento y forma física que podríamos. En el momento en que el registro neural de que usted tiene esa actividad es referente a ese período, o sea, su cabeza va a querer ir fuerte, pero su cuerpo no está preparado.

2) Alterne las actividades: ya que ahora tenemos un largo año por delante, no hay necesidad de “ganar el tiempo perdido”. Comience alternando los días de la actividad, evite correr o hacer musculación todos los días. Puede entrenar todos los días pero alternando las actividades, por ejemplo: lunes, miércoles y viernes, usted hace la musculación y el martes, jueves y sábado usted hace la carrera. De esta forma usted proporciona una recuperación de 48 horas a esa musculatura específica. El domingo puede quedar como descanso total.

3) Haga una progresión: como ya se ha dicho, comience con la intensidad leve y quédese al menos 2 semanas que puede ser considerado un período de base, donde usted estará preparando su organismo para cargas más pesadas. En la tercera semana usted aumenta la intensidad, en la cuarta semana más un poco para que la quinta semana sea recuperada. Si hacemos un gráfico él quedaría así:

4) Vuelva con la alimentación balanceada: todos sabemos que durante las fiestas de fin de año salimos de la rutina alimentaria, con eso colocamos algunos kilos “extras” en nuestro organismo, dejándolo más lento y sobrecargado. En el HdT también encontrará consejos sobre la nutrición.

5) Procure regular el sueño: si usted es una persona que no puede dormir temprano, GH (Growth Hormone, la hormona del crecimiento), una importante hormona para revitalizar los procesos degenerativos causados ​​por el entrenamiento y el estrés de la vida cotidiana, tiene su pico entre las 23h y las 2 de la mañana. Por lo tanto, si usted va a dormir 1 de la mañana ya ha perdido gran parte de la producción del GH.

Lo importante es volver a los hábitos que usted poseía antes de las vacaciones, estar atento para percibir si ha adoptado algún hábito nuevo que no le ayudará en nada (como dormir tarde) y si usted nunca poseyó hábitos saludables, estar atento a los artículos y posts de nuestro HdT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *